La disgrafía se da cuando hay una discrepancia entre la edad cronológica y la capacidad de escribir.

Según los mecanismos neurológicos implicados encontramos tres subtipos:

  1. DISGRAFIA BASADA EN EL LENGUAJE
  2. DISGRAFIA DE EJUCIÓN MOTORA (Piramidal, extrapiramidal, dispraxica, cerebelosa)
  3. DISGRAFIA VISUOESPACIAL (TANV)

En la escritura, al contrario que en la lectura, a partir de un fonema se construye un grafema.

Casi todos los niños disléxicos tienen dificultades ortográficas, pero los niños con dificultades ortográficas pueden leer perfectamente.

La disgrafía se puede dar comórbidamente con algunos de los trastorno del neurodesarrollo, y llamamos la atención sobre uno de ellos: el síndrome de Gerstmann.

SINDROME DE GERSTMANN: Niños lesionados en el lóbulo parietal dominante (anomia de los dedos, desorientación derecha-izquierda, disgrafia y discalculia).

Resulta imprescindible a la hora del tratamiento conocer aspectos de los síndromes y trastornos del neurodesarrollo. No cualquier actividad es válida para llevar a cabo intervenciones clínicas basadas en evidencia científica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

11 + doce =