Definición:

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad englobada dentro de las enfermedades autoinmunes que afecta al Sistema Nervioso Central, es decir, al cerebro y a la médula espinal.

Es una enfermedad desmielinizante, es decir, se destruye la capa de mielina (material graso que aísla los nervios) que recubre el axón. Esa desmielinización, es la responsable de la alteración en la conducción de los impulsos eléctricos de los nervios, produciendo de esta manera los síntomas de la EM.  Es más frecuente en adultos jóvenes (20-40 años).

Las mujeres son las más afectadas, en una proporción aproximada de dos de  cada tres.

En España hay unas 55.000 personas afectadas de EM, unas 700.000 en Europa y más de 2.800.000 en todo el mundo.

Es de  causa desconocida, se cree que puede existir predisposición genética y que haya factores ambientales que puedan actuar como desencadenantes para la enfermedad.

No se trata de una enfermedad contagiosa ni mortal.

La EM se conoce popularmente como la “enfermedad de las mil caras” ya que se manifiesta de forma muy diferente en cada una de las personas que la padecen.

Tipos:

Existen diferentes tipos de EM:

* EM Remitente Recurrente (EMRR): aquí se engloba al 85€% de los pacientes. Se caracteriza por la aparición de brotes en los cuales pueden aparecer síntomas en cualquier momento y con una duración imprevisible. Suele producirse una recuperación completa o dejar algunas secuelas. Esta fase puede durar más de  años y evolucionar a otras variantes (primaria o secundaria progresivas).

* EM Progresiva Secundaria (EMSP): puede aparecer tras 10 o 20. Se caracteriza por tener una progresión continua con o sin procesos de recaída y algunas fases de estabilidad. Las remisiones son más infrecuentes que en otros tipos y suelen dejar mmás secuelas. Produce mayor discapacidad.

* EM Primaria Progresiva (EMPP): es menos frecuente. Hay una ausencia de brotes, pero hay un comienzo más lento y los síntomas empeoran constantemente. Solo hay fases de estabilidad ocasionales y procesos de mejoría poco importantes.

* EM Progresiva Remitente (EMPR): es la más infrecuente de todas. Hay una progresión desde el principio con brotes claros y puede haber o no recuperación completa.

Tratamiento:

No existe un tratamiento curativo para la EM, aunque sí hay tratamiento farmacológico que tiene como objetivo intentar detener el avance de la enfermedad, controlar los síntomas e intentar que los pacientes mantengan cierta calidad de vida disminuyendo la progresión de la discapacidad.

Muchas personas afectadas por EM están integradas en procesos de rehabilitación, entre los que se incluyen las disciplinas de Fisioterapia, Psicología, Neuropsicología, Terapia Ocupacional, Trabajo social y Enfermería. Todas estas disciplinas intentan ayudar a las personas que padecen EM a mantener su funcionalidad y su calidad de vida en la medida de las posibilidades.

Las terapias con células madre son actualmente una de las corrientes que se están investigando para personas con EM. Se están realizando varios ensayos clínicos ya que se cree que las células madre podrían reparar la mielina dañada.

Valme Azor Capilla (Neurofisioterapeuta)

Fuentes:

  1. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000737.htm
  2. https://aedem.org/

3.Revista Cubana de Farmacia. 2009; 43(2). :14.

  1. Jameson JL. Harrison, principios de medicina interna, 20e [Internet]. 2019 [citado 23 de mayo de 2021]. Disponible en: https://accessmedicina.mhmedical.com/book.aspx?bookid=2461

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

diez − 1 =

Menú